lunes, 4 de junio de 2012

Heridas incurables

Esto es, como cuando te caes y, te das un fuerte golpe en la pierna, pues igual, solo que, la herida que te sale en la pierna, al fin y al cabo, con el paso de los días acaba desapareciendo.
Y, a diferencia de esta, que se queda ahí grabada hasta el fin de los días. Por que, cuando se trata de heridas que son formadas en el corazón por, causas relacionadas con el amor, no se curan, ya que, esas heridas que, en su día alguien nos hizo, se van quedando ahí, dejando huella y, esto hace que, cada vez, nuestro ya, pequeño corazón cada vez vaya siendo mas y mas frágil. Hasta que, llega un momento en el que esta tan tan dolorido, y es tan tan débil que, produce una enorme tristeza, y ya, sin  quererlo, sin ni siquiera desearlo, rompes a llorar. Y, lloras y lloras desconsoladamente, hasta que, eres capaz de hacerle creer a tu cerebro que, aquellas heridas tan dolorosas, ya, se han curado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario